COMPARTIR

Un grupo de personas “autoconvocadas” se movilizó este martes frente a la sede del Partido Justicialista en Concordia, ubicada sobre calle Güemes, para expresar su malestar frente al resultado de las elecciones del domingo.

En el lugar se hizo presente el candidato Enrique Cresto, quien habló ante la multitud y les pidió que “no se estén tirando entre todos”. En su discurso, sostuvo que las urnas hablan y que el peronismo y sus dirigentes deben escuchar, porque están para solucionar los problemas del pueblo y sobre todo de los más desprotegidos.

Además, reconoció que faltó más contacto con la gente, que hay que caminar más, pero que ganar en Concordia en un mano a mano por seis o siete mil votos no es poca cosa, teniendo en cuenta a un contrincante como Frigerio.

A través de un comunicado difundido horas antes a través de las redes sociales, la sede del PJ se había declarado en estado de “asamblea permanente” y que, desde las 18 hasta las 21, se recibiría a todo aquel militante que quiera expresarse.

“Quienes conducen tienen la obligación de incluir, de sumar, de persuadir, de escuchar e interpretar todas las voces. Si en lugar de eso la conducción se cierra y solo escucha a quienes son parte de su pequeño círculo, pierde el contacto con el conjunto del movimiento y, luego, con el pueblo al que el movimiento debe representar”, habían expresado.

Mientras sucedía la movilización, se conoció que el intendente de Concordia, Alfredo Francolini, pidió la renuncia de todos sus funcionarios, en pos de hacer una revisión del desempeño de cada uno de ellos en sus funciones y en el marco de la campaña electoral.
Fuente: El Entre Ríos

DEJA UNA RESPUESTA