COMPARTIR

Los procedimientos son el marco de una causa que se inició a raíz de una supuesta deuda por la comercialización de estupefacientes. Hubo cinco detenidos, uno de ellos, un jugador de fútbol.

Alrededor de las 7 de la mañana de este miércoles, el personal de la División Investigaciones y Toxicología, dieron cumplimiento a una serie de allanamientos que fueron ordenados por el Juez de Garantías y solicitados por el fiscal José Arias.

De acuerdo a lo que pudo saber un cronista de Diario Río Uruguay, los procedimientos fueron en el marco de una causa que investiga el delito de extorsión y la comercialización de estupefacientes.

Una de los intervenciones se realizó en una vivienda sobre calle Liniers al 46, donde funciona una reconocida verdulería. Allí, la policía secuestró elementos de informática y dos armas de fuego. Una de ellas con pedido de secuestro.

Además, quedaron detenidas tres personas, dos hombres y una mujer. Uno de los masculinos aprehendidos, hasta el último semestre se desempeñaba como futbolista en un club de la ciudad de Concordia.

Los restantes allanamientos se concretaron en una vivienda de calle Güemes al 300 y en Diamante entre San Lorenzo y Rawson, donde se secuestraron importantes elementos de interés para la causa.

Los investigadores remarcaron que la pesquisa se inicio en la jornada del lunes, luego de que un joven realizara una denuncia por extorsión vinculado a la venta de droga.

De esta manera, tras una rápida intervención de la policía, las personas sindicadas como los extorsionadores quedaron detenidas luego de que se fijara un punto donde el denunciante debía entregar la supuesta deuda.

Pero la investigación no quedó ahí, a raíz de las pericias realizadas por la policía, se llegó a quien sería el dealer en cuestión cuya detención se concretó en la verdulería de calle Liniers.