COMPARTIR
Se trata de la renovación de pisos en la planta baja del nosocomio por un total de 208 metros cuadrados. La puesta en valor de la etapa se logró con recursos extraordinarios destinados desde el Ministerio de Salud.

De esta manera se llevó adelante la adquisición y colocación de pisos vinílicos, en el marco de un programa de renovación integral. El reemplazo del material cobra especial relevancia teniendo en cuenta que los mismos databan de 1999 y evidenciaban un notable deterioro.

La inversión permitió el recambio de pisos en la Guardia Central y dependencias anexas en una superficie total de 208 metros cuadrados. Incluyó: sala adultos y shock room (sala preparada especialmente para recibir emergencias médicas) pediátrico (63 metros cuadrados), sala de médicos (34 metros cuadrados), shock room adultos (26 metros cuadrados), pasillos de ingreso a la guardia (20 metros cuadrados), morgue (30 metros cuadrados) y dependencias de choferes de ambulancias (35 metros cuadrados).

Cabe destacar que en una primera etapa ya fueron reemplazados los pisos en la cocina y comedor, los sectores de Administración, Contable y pasillos.

Los artefactos y muebles ya están reinstalados, con la consecuente limpieza parcial y final en una zona extremadamente utilizada como la Guardia Central.

Tareas previas

Antes de desarrollar estas renovaciones, el personal del hospital que las lleva a cabo procedió a otras tareas esenciales como la desconexión del suministro de agua y gas, desagües; el retiro temporal de artefactos y muebles como también de pisos vinílicos existentes; la demolición, reparación y limpieza de la superficie base en mal estado para asegurar la adherencia del nuevo piso; el retiro, acondicionamiento y reinstalación de aberturas; la colocación de piso porcelanato de alto tránsito y zócalos sanitarios.

En lo sucesivo, se avanzará con las reparaciones en los sectores de admisión y sala de espera, entre otras.