COMPARTIR

En la sala de reuniones del Concejo Deliberante, el director de Proyectos de Gestión de Residuos del Ministerio de Ambiente de la Nación, Manuel Mateu, ofreció una detallada exposición sobre el proceso de transformación que se lleva adelante en el parque del Abasto y explicó la manera en que se accionó para contemplar la situación de las personas que antes se dedicaban al cirujeo en el basural, posibilitando que actualmente formen parte del esquema de gestión del Centro de Procesamiento y Reciclaje que opera en el predio.“Es muy importante que se involucre el Concejo Deliberante. Este es un proyecto integral, que representa un cambio histórico en la gestión de residuos en Concordia, por lo que es fundamental que se escuchen todas las voces, se saquen todas las dudas y también que haya aportes en el ámbito legislativo para seguir avanzando”, dijo Mateu al finalizar el encuentro.

“Hoy en Concordia, a partir de esta obra, es la primera vez que desde hace muchísimos años (30 o 40 años tal vez) que no hay gente trabajando en la montaña de residuos, como pasaba históricamente. Hoy los recuperadores que venían al basural están formalmente trabajando en la planta, con elementos de protección, con horarios determinados. Se ha transformado radicalmente su situación social y esto es lo que tratamos de poner en valor ante los concejales”, destacó el funcionario nacional.

En este sentido, el concejal Gallo lamentó la ausencia del bloque de Juntos por el Cambio y resaltó que “las reuniones en comisión son precisamente para debatir y profundizar sobre las diferentes temáticas que aborda el Concejo. Es un aspecto fundamental de la labor legislativa, que incluso los concejales debemos considerar como una obligación. Evidentemente nuestros pares de Juntos por el Cambio no lo ven así y con su ausencia demuestran que no están de acuerdo en abrir el diálogo, en confrontar opiniones y buscar soluciones superadoras. Pero eso pasa cuando se privilegian los posicionamientos políticos partidarios por encima del bien común”, reprochó el edil.

“El problema es que estas posturas cerradas dejan como rehenes de esta situación a un montón de personas que antes estaban en un basural, de forma insegura, con su vida corriendo peligro y que ahora forman parte de una planta modelo, como trabajadores y trabajadoras formalizados en un esquema que les permite llevar un sustento digno a sus hogares y proyectar una vida diferente”, destacó Gallo.

“Lo que pretendemos es consolidar la situación laboral de estos trabajadores, para seguir avanzando en este proceso de transformación que dejó definitivamente atrás el basural a cielo abierto y transformó al Abasto en un moderno parque de procesamiento y reciclaje, con un profundo impacto también en los aspectos sociales y culturales de las familias de la zona”, valoró el concejal.

Finalmente, el coordinador de la Unidad de Desarrollo Ambiental y Administración del Parque del Abasto (UDAAPA), Martín Armanazqui, apuntó que “el Nodo Ambiental Concordia es un modelo de referencia a nivel nacional, porque tenemos consultas de todas partes respecto al procesos desarrollado en nuestra ciudad y ayer, por ejemplo, en el marco de la reunión del Consejo Provincial del Ambiente recibimos a municipios de toda la provincia que querían conocer el parque del Abasto, lo que claramente demuestra la relevancia de lo que se está haciendo”, enfatizó.

“Hay una gran lucha y un trabajo mancomunado del intendente Enrique Cresto con el gobernador Gustavo Bordet y el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, para sacar adelante esta obra, con la mirada puesta en la transformación social que genera y en todo lo que representa para las futuras generaciones. De esto se habló en la reunión de hoy, además de explicar puntualmente que el BID había pedido la inclusión de los trabajadores informales y que se buscó la mejor forma de hacerlo. Por eso esperamos que los concejales puedan comprender y valorar la importancia que todo esto tiene para la ciudad”, concluyó Armanazqui.