COMPARTIR

Enrique Tomás Cresto, intendente de Concordia, publicó este martes pasadas las 8:30 de la mañana, una carta donde se expresó por primera vez en público tras viralizarse un video donde se lo ve con una joven en la manga del corsódromo de la ciudad, el sábado último.

“Una espectadora se acercó a pedirme una fotografía (como hacen tantas personas en cualquiera de los eventos y actividades en las que participamos)”, relató aclarando que no se trataba de “una periodista” o “cronista” como trascendió inicialmente.

Precisó que “la joven se ubicó a mi lado, tomamos la fotografía y luego volvió a su lugar. No ocurrió nada más, como podrán atestiguar las personas que – por encontrarse en este sector del corsódromo – pudieron haber presenciado esta escena”.

“Al respecto, afirmo y reitero que esto no fue así y que nada de lo que se pretende dar a entender con este video corresponde a la realidad”, ratificó.

A continuación, la carta completa del jefe comunal de Concordia:

En los últimos días se viralizó un vídeo que – recortado y desde una determinada perspectiva – pretende mostrarme en una actitud indecorosa durante el último desfile del Carnaval de Concordia.

El registro fue realizado cuando me entrevistaron para un canal de Paraná y una espectadora se acercó a pedirme una fotografía (como hacen tantas personas en cualquiera de los eventos y actividades en las que participamos).

Accedí a su solicitud, la joven se ubicó a mi lado, tomamos la fotografía y luego volvió a su lugar. No ocurrió nada más, como podrán atestiguar las personas que – por encontrarse en este sector del corsódromo – pudieron haber presenciado esta escena.

Esta situación fue tomada, desde atrás, por uno de los medios que transmitían el Carnaval y hubo una persona que, con evidente intencionalidad, vio la oportunidad de editar y difundir un corte de esta secuencia señalando que hubo un roce indebido de mi parte.

Al respecto, afirmo y reitero que esto no fue así y que nada de lo que se pretende dar a entender con este video corresponde a la realidad.
Al día de hoy, varias personas y medios de comunicación difunden insistentemente este video. Algunos lo hacen por morbosidad o diversión, otros con la clara pretensión de hacernos daño y algunos más por mera diversión.

En consecuencia, estimo necesario hacer pública esta declaración en defensa del buen nombre, el honor y la integridad de mi familia.

Quienes nos dedicamos a la política con pasión y convicción, tenemos en claro que estamos expuestos a este tipo de operaciones, así como también a la difusión permanente de rumores y falsas noticias.

De cualquier modo, me duele que mis hijos y mi esposa tengan que pasar este mal momento, aun en el convencimiento de que, como siempre que nos atacan, vamos a salir todavía más fortalecidos.

Considero también que deberían repensar su accionar las personas que propagan este video, sin tomar en cuenta que exponen públicamente a la joven que aparece en el mismo.

Con ella, me solidarizo y le expreso todo mi acompañamiento, así como también a su familia. Lamento que tengan que atravesar esta situación y me preocupa profundamente que, en su afán por montar un escándalo y explotar esta “fake news”, haya medios y personas que perjudiquen de esta manera a una familia concordiense, sin medir daños ni consecuencias.

Por otra parte, sé muy bien que en la medida que avancemos en este proceso electoral habrá operaciones, ataques y acusaciones de todo tipo. En cada campaña, lo primero que ponen en marcha nuestros adversarios son las máquinas de mentir, difamar y calumniar.

De todos modos, estoy dispuesto a enfrentarlos como siempre lo hice: con la frente en alto y la mirada puesta en los objetivos que nos trazamos.
Muchas gracias a las amistades y afectos que llamaron y enviaron mensajes en los últimos días. Les pido que estén tranquilos y que no se preocupen. Nada de esto no empaña todo lo positivo que construimos en estos años ni condiciona todo lo que vamos a hacer de acá en adelante.

Un fuerte abrazo para todos.

Fuente: El Entre Ríos.