COMPARTIR

Gustavo Guaglianone se refirió a la situación que atraviesa la radio pública de Concordia y cuestionó el proyecto de la gestión municipal actual, asegurando que “le molesta la información y la opinión”.

Después de la polémica que generó el intento de intervención de la radio pública de Concordia, Gustavo Guaglianone se pronunció en defensa de la tarea periodística que Radio Ciudadana hizo a lo largo de los últimos años.

El director del medio, sostenido durante la gestión de Azcué, aseguró que el proyecto de ordenanza pretende vaciar a la radio y “hacerla la menos escuchada”.

Guaglianone aseguró que no fue convocado para el intercambio de ideas y que se enteró del proyecto el mismo jueves de mañana, horas antes de que se intentara tratar sobre tablas en el Concejo Deliberante. Tras la reacción de la audiencia y el cuestionamiento del bloque de concejales del PJ, el proyecto finalmente no se trató pero el intendente Azcué convocó a extraordinarias para el martes próximo. El oficialismo cuenta con la mayoría ya que al bloque de Juntos por Entre Ríos se suman los dos votos libertarios.

“Ahora volvieron los años 90 pero peores”, aseguró Guaglianone. “Hay un componente violento que se ve en funcionarios nacionales como Manuel Adorni que festejan el despido de gente. En este contexto se enmarca lo que está pasando con la radio pública de Concordia, así aparece este proyecto”, señaló este sábado, en diálogo con el programa El Colectivo, que se emite por Radio Mitre Concordia.

“La función del que llega, el que fue votado, no es dar órdenes, es consensuar, discutir, negociar. Nada de eso hay en este proyecto que aparece de la noche a la mañana”, agregó.

“Ajustar la línea editorial”

El periodista, nombrado al frente del medio durante la gestión de Alfredo Francolini en Concordia, entiende que la intención de tratar el proyecto sobre tablas, sin previa discusión ni socialización, fue una provocación.

“No tienen argumentos para sostener que la radio no funciona. Somos una de las dos más escuchadas de la ciudad. La provocación está en el hacer violento y en las agresiones a los periodistas: nos dicen ´se termina´, ´son propaganda K´. Nos agreden porque no tienen argumento”, declaró.

Guaglianone entiende que el motivo de la ordenanza es eliminar toda información con opinión. “Lo que les molesta es la información y la opinión, por eso hablan de gastos y supuestos curros”, sostuvo.

“En esta radio, tal como está, no hay ni operación ni mala leche. Algunos concejales se enojaban porque los periodistas opinaban sobre su función. Nunca viví un intento de control de la palabra como ahora. Cuando asumí, la única condición que puse fue no tener condiciones. Y eso se cumplió hasta esta gestión”, recordó.

“Nunca nadie me pidió que levante una noticia o que acalle alguna voz, porque se sabe que hay un límite que no se pasa, y ahora en esta ordenanza se quiere normar que el límite se puede pasar. Eso no está bien”, afirmó.

Rol del radicalismo

“El radicalismo con 133 años de historia queda pegado en esto”, dijo Guaglianone, en alusión a que el proyecto fue presentado por el concejal Mauricio Rey, de extracción radical pero muy cercano al PRO, y avalado por Azcué, enrolado en la línea de Evolución.

Antecedente disciplinador

El próximo martes habrá sesión extraordinaria. Guaglianone fue convocado, tras la polémica, a participar de la reunión en comisión del lunes. En las últimas horas, Radio Ciudadana y su equipo de trabajo recibió innumerables muestras de apoyo en defensa de la comunicación y el periodismo libres. Parte de la audiencia y organizaciones sociales evalúan presentarse en el recinto para acompañar a los trabajadores el martes.
Fuente: tareafinanoticias.com