COMPARTIR

El sacerdote de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima de La Bianca se refirió a los hechos ocurridos en la noche del domingo y descartó, que la persona a la que señalan como abusador vivera en la casa parroquial.

Durante la tarde de este domingo, con carteles y cánticos, vecinos se manifestaron frente a la Parroquia Nuestra Señora de Fátima denunciando un supuesto intento de abuso hacia una menor de edad.

Siempre de acuerdo a la versión de los manifestantes, fue «el cuñado del cura» del barrio La Bianca quien habría intentado abusar de la joven, «en la vereda de la Parroquia».

Al respecto este medio se contactó con el sacerdote de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima, el Presbítero Alberto Olivera Dutra, para consultarlo sobre la situación vivida en la noche del domingo frente al templo.

“Está todo en manos de la justicia y que sea la justicia la que determine con objetividad lo que debe ser”, respondió el religioso, señalando que, según tenía entendido, “ambas partes están tratando de resolver esta situación”.

Consultado si él habría presentado una denuncia sobre los hechos que ocurrieron frente a la parroquia, Olivera Dutra remarcó que “las respectivas partes lo hicieron, porque yo no estoy involucrado”.

Asimismo, el cura descartó que la persona a la que los manifestantes acusaban de un supuesto abuso viviera en la Parroquia Nuestra Señora de Fátima, diciendo que “no vive en la parroquia”, pero si confirmó que se trata de un familiar suyo.

Por último, Dutra se refirió a la manifestación de los vecinos y señaló que “yo no los vi, porque me quedé atendiendo a una persona dentro en el templo y después me contaron lo que había pasado”.
Fuente: Diario Río Uruguay