COMPARTIR

Roberto Tribulatti es el coordinador departamental Concordia del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (COPNAF). En las últimas horas se hizo pública, a través de la red social Facebook, una mujer identificada como “Mayco Casañas” hizo extensa exposición sobre lo que ha vivido en más de una década.El acusado es el responsable de las residencias que el COPNAF posee en el Departamento Concordia, que en las últimas horas de este jueves vivió momentos de zozobra por el incendio que se inició en el hogar ubicado sobre calle Alberdi, en pleno centro de la ciudad.

De momento, según fuentes del Poder Judicial consultadas por El Entre Ríos, las acusaciones por violencia de género contra el funcionario provincial no fueron hechas ante la Justicia. No ingresó denuncia formal, aclararon ante la pregunta de este medio.

Violencia sufrida por más de 1 década

“Fuimos pareja por muchos años, desde 2010. A los 6 meses ya tuve mi primera paliza”, recordó en el inicio del relato que fue acompañado por dos fotos de Tribulatti. De aquel primer violento episodio, describió la mujer que lo sufrió ante familiares, incluso una hija de ella que entonces tenía 6 años.

Más adelante, contó que con el funcionario tienen un hijo de 9 años y que actualmente está radicada en el sur del país. “Me fui de Concordia, en 2019, a vivir al sur del país, a 1800 kilómetros de distancia, cansada de sus golpes, maltratos, de que me rompa el auto en la calle y de que me hiciera destrozos en mi casa cuando se le cantaba”, contó.

Recordó, también, que regresó con él durante la pandemia. Pero luego cortó esa relación y lo explicó así: “Decidí no estar más con él porque no lo quiero más y porque no es no y no me respetó (una vez más). Apreció en mi casa en el sur, se metió de madrugada cuando yo dormía con mi hijo sin respetar mi decisión de no querer recibirlo”, denunció.

Posteriormente, recordó lo que pasó entre agosto y septiembre de este año. “Decidí que ya necesitaba poner fin con esto realmente porque no es no”, reiteró y planteó: “¿Es que no es muy difícil de entender que yo no quiero estar más con ese hombre? Pero jamás lo entendió y siguió insistiendo”.

Llegó finalmente a este diciembre de 2022 donde contó que Tribulatti le pidió compartir tiempo con su hijo durante las fiestas. Pero volvió a plantear problemas: “El 29 de diciembre viajé a «rescatar» a mi hijo de semejante situación. Logré tenerlo y su padre, desde que se enteró que yo estaba en Concordia, no hizo otra cosa que molestar, perseguir, hostigar”, reveló y contó que decidió volverse al sur antes de que terminara el año.

En otros tramos del posteo, Casañas hace un repaso y se interpela: “¿Por qué aguantaste tantos años? ¿Por qué no denunciaste? ¿Por qué no buscaste ayuda?”, expresó y se respondió: “aguanté porque quería mucho a ese hombre a pesar de todo lo que me hacía, me sentía «acompañada y protegida» (aunque suene ilógico) y lo justificaba (sus maltratos, su violencia física y psicológica e incluso sus infidelidades)”.

Antecedentes

Cabe destacar que el funcionario del COPNAF ya tiene un antecedente de violencia de género. El 11 de octubre de 2019, el Juzgado de Familias y Penal de Niños y Adolescentes Nº2, a cargo de la jueza Belén Estévez, estableció reglas de conducta a las que debía ajustarse Tribulatti, en una causa por presunta violencia familiar.

En aquel momento, ese trámite tribunalicio más otros dos (la detención de Sergio Valín, Delegado del COPNAF en el barrio La Bianca de Concordia, acusado de promoción y facilitación de corrupción de menores; y que dos empleados del COPNAF habían sido condenados, en primera instancia, por apartar ilegalmente de su madre a un bebé de 6 meses) derivaron en una presentación de la concejal Carola Laner (Juntos por el Cambio).

Entonces, la edil presentó un pedido formal al gobernador Gustavo Bordet para que interviniese el COPNAF. Eso fue en abril de 2021 y Laner contó con el apoyo del resto de los integrantes de la bancada de JxC. No tuvieron respuesta favorable a aquella petición.

El posteo completo

A continuación, El Entre Ríos reproduce el texto completo del posteo publicado por “Mayco Casañas” en Facebook:

HOY DIGO BASTA!!

Este hombre de la foto es Roberto Tribulatti, fuimos pareja por muchos años desde 2010 para ser más precisos. Comenzamos a salir en septiembre de ese año y a los 6 meses ya tuve mi primer «paliza» sii le pongo ese nombre porque eso es lo que fue. Me pegó por primera vez delante de SU FAMILIA (quienes no me defendieron), DE MI HIJA (6 años en ese momento) Y DE SUS DOS HIJOS MAYORES (6 y 7 años en ese momento). De esa relación nació nuestro hijo quien hoy tiene 9 años de edad.

Las preguntas que me hacen siempre son: ¿Por qué aguantaste tantos años? ¿Por qué no denunciaste? ¿por qué no buscaste ayuda? La respuesta es: que aguanté porque quería mucho a ese hombre a pesar de todo lo que me hacía, me sentía «acompañada y protegida» (aunque suene ilógico) y lo justificaba (sus maltratos, su violencia física y psicológica e incluso sus infidelidades).

¿DENUNCIAR? Sii denuncié en varias oportunidades y su madre prácticamente una vez me obligó a retirar la denuncia y en otras oportunidades las denuncias fueron cajoneadas (cómo se dice cuando nadie hace nada o nadie se entera) «es que cuando sos amigo del poder la Justicia no existe en contra».

¿AYUDA? Mil veces la busqué, pero en mi vulnerabilidad y también en mi enfermedad de dependencia hacia él siempre terminaba «volviendo» y la gente se cansa de «ayudar» a alguien que no escucha.

Toda su familia sabía y sabe que es un violento, golpeador y alcohólico pero nadie hace NADA… LO CUBREN, LO PROTEGEN Y HACEN LA VISTA GORDA pero después su hermana la que trabaja en el COPNAF se la pasa dando capacitaciones y jornadas a favor de las mujeres y en contra de la violencia de género.

Me fui de Concordia, en 2019, a vivir al sur del país, a 1800 kilómetros de distancia, cansada de sus golpes, maltratos, de que me rompa el auto en la calle y de que me hiciera destrozos en mi casa cuando se le cantaba.

Volví equivocadamente en pandemia con él, en abril del pasado 2022 decidí no estar más con con él porque no lo quiero mas y porque «NO ES NO» y no me respetó (una vez más). Apreció en mi casa en el sur, se metió de madrugada cuando yo dormía con mi hijo sin respetar mi decisión de NO QUERER RECIBIRLO.

En vacaciones de invierno 2022, fui a Concordia a visitar a mi familia y a mi hija y otra vez este hombre, con sus insistencia y repito mi vulnerabilidad, baja autoestima y débil postura para sostener una decisión, volví a acceder a cosas que realmente no quería más.

En agosto decidí que ya necesitaba poner fin con esto realmente porque «NO ES NO» (y si no querés estar con alguien cual sea el motivo tenés derecho a decidirlo así) así que decidí cortar el diálogo y que solamente la comunicación fuera con nuestro hijo. ¿Es que no es muy difícil de entender que yo no quiero estar más con ese hombre? Pero jamás lo entendió y siguió insistiendo.

Pasaron los meses y como veía que yo no aflojaba (cómo tantas veces lo hice anteriormente), insistió en que su hijo pasara el verano con él y de buena manera accedí (con miedo) pero confíe en que de verdad quería compartir tiempo con su hijo (ya en esta ocasión yo no quise ir a Concordia para no tener que volver a pasar por lo mismo) y fue ahí cuando enloqueció. Tuvo a nuestro hijo por 6 días y en ese tiempo me hostigo, me amenazó, me acosó psicológicamente diciendo que no me iba a devolver a nuestro hijo.

No dejó que el nene se vinculara con mi familia, con su hermana (mi hija). Le usaba el celular para enviarme mensajes a mi (porque yo no le contesto el celular a él), lo encerró en una habitación para que no saliera a ver a mis padres cuando lo fueron a buscar porque el nene llamaba diciendo que el padre estaba borracho haciendo «quilombo» y que ni su abuela ni su hermano ni la novia lo defendieron (se sintió completamente desamparado).

Tantos problemas trajo en mi familia está situación que ellos me pidieron que viajara de forma urgente a buscar a mi hijo (porque ya estaban cansados de aguantar tantos quilombos) SEIS DIAS NADA MAS Y YA NO AGUANTABAN LO QUE YO PADECÍ POR AÑOS. Mi hijo pidiendo que lo busquen porque se sentía mal y, del otro lado, no se lo querían entregar siempre inventando excusas para que no pudiera compartir con mi familia.

El 29/12 viajé a «rescatar» a mi hijo de semejante situación, logré tenerlo y su padre desde que se enteró que yo estaba en Concordia no hizo otra cosa que MOLESTAR, PERSEGUIR, HOSTIGAR!!!! NO TUVE UN MINUTO DE PAZ así que denuncié (una vez más) y tomé la decisión el 30/12 de volver con mi hijo al lugar donde me siento a salvo y donde vivimos desde 2019 dónde ROBERTO TRIBULATTI no es NADIE no es amigo de, hijo de, colega de. Porque dónde nosotros vivimos la justicia existe y nos sentimos seguros!!!

Ahora bien… Es una VERGÜENZA que ni mi hijo, ni mi familia ni yo podamos circular con libertad por nuestra ciudad natal y tengamos que tener miedo o cuidado de que el gran SEÑOR VIOLENTO no nos quiera hacer algo. ¿QUIÉN SOS ROBERTO? ¿QUIÉNES SON LOS TRIBULATTI?

Pido justicia por mi familia, por mis hijos, por mí y por todas las mujeres que sufrimos años de violencia y maltratos.

Reconozco que tuve y tengo mil errores, que la relación no era sana de ninguna de las dos partes (porque una mujer sana no permite tanto) pero fui y soy VICTIMA DE VIOLENCIA DE GÉNERO y, como tal necesito, que me escuchen y que esto no quede impune.

Hay gente mala que aparenta ser quien en realidad no es, que capacitan de temas en los que incumplen , que van a misa o hacen creer que colaboran con los que menos tienen (para limpiar su imagen o tal vez para lavar culpas) . No quiero terminar sin vida porque nadie hizo nada, porque las denuncias nunca salieron a la luz.

Pido paz y tranquilidad por mis padres que son grandes, mi familia que vive en la ciudad, por mi hija que también vive allá y por mi hijo quien lamentablemente tiene que seguir compartiendo con su padre.

Si sabes de alguien que es violento denuncia y no lo cubras.

Si sos víctima de violencia de género no tengas miedo ni vergüenza de liberarte y de ser feliz

QUIERO CIRCULAR POR MI CIUDAD LIBRE Y TRANQUILA LAS VECES QUE QUIERA, SOLA O ACOMPAÑADA SIN TENER QUE ESCONDERME NI DAR EXPLICACIONES.

Necesito dar aviso de la situación para que esta persona me deje de molestar.

?? YO YA NO TENGO MAS MIEDO??

?? Gracias!

En las imágenes podemos ver a Bueno y al Malo, al funcionario y al que tuve que aguantar por años en la intimidad siempre con varias copas de más.

Fuente: El Entre Ríos.