COMPARTIR

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) reforzó los controles de vigilancia epidemiológica ante la detección de casos de influenza aviar con el objetivo de prevenir la propagación de la enfermedad.

En Entre Ríos, en el marco de las acciones previstas por la declarada emergencia sanitaria nacional, el Senasa continúa con las acciones de vigilancia y reforzó los controles fronterizos en la Provincia incrementando el personal que presta funciones en los puntos de ingreso al país, en la frontera con Uruguay, dado que en ese país se registró un caso de influenza aviar.

En los ingresos provenientes vía terrestre desde Uruguay en los puentes “Gral. San Martín” (Gualeguaychu/Fray Bentos), “Gral. Artigas” (Colón/Paysandu), “Salto Grande” (Concordia/Salto), se implementó la desinsectación de todos los vehículos, adicionando la acción a los controles de equipajes de los viajeros y de las cargas comerciales ya existentes.
Controles en Córdoba y Salta
En las provincias de Córdoba y Salta el Senasa se encuentra atendiendo los casos en traspatio, realiza relevamientos en las zonas donde se detectaron los casos positivos y continúan los rastrillajes y la vigilancia en ambos territorios. Además, en el marco de la emergencia sanitaria declarada, en la provincia de Entre Ríos, se llevan a cabo controles preventivos en la frontera con Uruguay donde se detectó un caso en el departamento Maldonado.

Confirmados los casos positivos de influenza aviar por el Laboratorio del Senasa, en dos patos silvestres en la laguna Las Mojarras del Departamento de General San Martín, y en pavos de traspatio ubicados en Alejo Ledesma en Córdoba, técnicos y funcionarios del Organismo acompañados por personal de Policía Ambiental del Ministerio de Coordinación provincial relevaron las instalaciones y condiciones del establecimiento donde fueron hallados los animales, el cual se encuentra interdictado.

Además, el personal verificó el estado general de los animales que se encontraban en el predio, tomaron muestras para ser analizadas en el Laboratorio del Senasa ubicado en Martónez, Provincia de Buenos Aires, que consistieron en hisopados cloacales en aves de traspatio.

También, delimitaron un perímetro alrededor del predio para rastrillar y verificar posibles aves muertas o con sintomatología compatible con la enfermedad; al tiempo que entrevistaron vecinos, dueños del establecimiento y a quienes realizaron las notificaciones. En ese marco se atendieron 7 notificaciones, se tomaron muestras y se enviaron a laboratorio.

En este contexto autoridades y técnicos nacionales y regionales del Senasa participaron de una reunión virtual con funcionarios y técnicos de la Provincia en la que se repasó la situación de la influenza en Argentina y específicamente en Córdoba y se intercambiaron comentarios sobre las acciones entre las instituciones luego de confirmado el primer caso positivo.
Fuente: Prensa Senasa