COMPARTIR

La rúbrica se realizó en el marco de un nuevo encuentro del programa que tiene como objetivos coordinar acciones ambientales entre municipios y la Comisión Administradora del Río Uruguay. El intendente de Concordia Enrique Cresto, el presidente de CARU, José Eduardo Lauritto y la subsecretaria de Ambiente de la provincia de Entre Ríos, Valeria González Wetzel y Martín Armanazqui, coordinador de UDAAPA, encabezaron el acto, desarrollado en la Municipalidad de Concordia.

Contando con la participación de secretarios y referentes de las áreas de ambiente de Concordia, Colón, San José, Ubajay, Villa Paranacito, Concepción del Uruguay, Puerto Yeruá y Gualeguaychú, la actividad contó con el acompañamiento de la secretaria de Desarrollo Urbano, Mireya López Bernis, el secretario General de la Intendencia, Matías Soto, concejalas y concejalas de la ciudad. 

Durante la jornada los distintos equipos técnicos debatieron sobre los avances del plan instituido en el año 2022, abordando la situación actual en general y de cada municipio en particular. Reafirmando a través del convenio los siguientes ejes: la decisión común de intervenir y coordinar acciones dirigidas a la atención de problemáticas ambientales de la cuenca del río Uruguay, la elaboración de proyectos y acciones anuales, fortalecer el monitoreo de calidad de agua en los municipios, desarrollar un plan de comunicación, integrar normativa de protección del borde costero, bosque ribereño y humedales del Uruguay y sus afluentes; y profundizar el inventario del bosque ribereño. En el documento quedó especificado que cada municipio se obliga a sistematizar la información en torno a las problemáticas de la zona ribereña y proponer acciones para la recuperación de su integralidad y la CARU brindar asistencia, dar apoyo logístico y colaborar en la difusión de resultados. 

Tras la firma, Lauritto, señaló “es una alegría estar en esta querida ciudad de Concordia. Quiero agradecer en primer lugar a Enrique que nos recibe y también a todos los equipos, que nos han abierto sus puertas y que hoy se encuentran trabajando en estos objetivos que tienen que ver nada menos que con la protección y rehabilitación de zonas ribereñas. Yo siento una gran satisfacción porque esto nació como una carta de intención, como una idea por parte de integrantes de CARU y hoy se está desarrollando, concretándose. Quiero decirles que el objetivo de proteger las zonas ribereñas es una preocupación que uno escuchaba de manera permanente, a cada paso, pero siempre es bueno más que preocuparse, ocuparse. Por eso a todos, muchas gracias por el compromiso”, destacó.

Cresto por su parte, añadió que, luego de 8 años de gestión, “podemos decir que las políticas ambientales en Concordia son una política de Estado, una política pública por la que nosotros luchamos desde el inicio. Por eso cuando CARU impulsó este programa, no dudamos en sumarnos, porque está muy relacionado a los objetivos en los que venimos trabajando, cuidar el ambiente no sólo a través de obras únicas como la Planta de Agua, la Planta de Tratamiento, las redes de agua y cloacas en todos los barrios, sino también gestionado infraestructura como el Nodo Ambiental del Campo del Abasto, la Planta de Transferencia de Residuos y planes impulsados junto a organismos internacionales como el de Protección del Borde Costero que estamos realizando en la zona del Parque San Carlos, sumando recursos y capacidad técnica de manera permanente. Por eso celebro que hoy estemos trabajando de manera coordinada y articulada junto a tantos municipios, tanto de Argentina como de la República Oriental del Uruguay, buscando los mismos objetivos”, concluyó.