COMPARTIR

Mientras se conocen nuevos detalles en torno a la relación que vinculaba a Valeria Leoncino con su femicida, Carlos Passarrella, una compañera de trabajo de la víctima dijo que la joven de 25 años había realizado una denuncia ante la Fiscalía de Concordia contra una persona que estaba haciéndose pasar por ella en redes sociales. Más adelante, caerían en cuenta de que se trataba del mismo Passarella.

Sin embargo, desde la Fiscalía de Género de Concordia confirmaron que efectivamente Valeria había radicado una denuncia durante el mes de febrero, pero que no había sido contra su femicida.En esa instancia, según relatan, Valeria se acercó en el mes de febrero a las oficinas de la Fiscalía para denunciar la circulación de imágenes de la vida privada que la involucraban y tratar de determinar el origen de esa circulación, a los fines de que cesen.En ese relato, la joven señaló como probable responsable de esa situación a una expareja de ella. También, en esa circunstancia, se refirió a su situación laboral de entonces y mencionó, en ese sentido, a quien después terminó siendo su femicida: Carlos Passarella.Según explicaron desde Fiscalía, la circulación de imágenes íntimas por sí misma –lamentablemente- no configura delito penal en tanto no haya extorsión de por medio. Aun así, se abrió en ese entonces una investigación con pedidos de informes a empresas internacionales de redes sociales – Facebook, Instagram – que aún no respondieron a las demandas de la justicia local.

Se recordará que el fiscal de turno, José Arias, cuando estuvo en el lugar de los hechos el lunes por la noche, había asegurado que no había denuncia previa contra el femicida.
Fuente: Tarea Fina