COMPARTIR
El lunes por la noche, el actual presidente del Concejo Deliberante, Alfredo Francolini, inauguró un nuevo local de su plataforma y a la hora de los discursos, señaló que su propuesta “no tendrá promesas que no se puedan cumplir”.Esa frase fue recogida por otro precandidato a intendente, Armando Gay, quien salió a responder que “la crítica sin nombres es de poca valentía. Si Alfredo quiere hacer campaña discutiendo mis propuestas que lo diga de frente. Es bueno que discutamos abiertamente para que la gente elija”, señaló en declaraciones formuladas a un cronista de Diario Río Uruguay.

Durante la presentación de su precandidatura desarrollada en el teatro Odeón, Gay propuso para Concordia la instalación de un shopping, la remodelación del corsódromo y un anillo vial que conecte la costanera de Concordia con el puente Alvear.

El senador provincial interpreta que esas palabras de Francolini aluden a esta plataforma, por lo que salió a señalar que “si propongo grandes obras es porque confío en las capacidades de los sectores público y privado de Concordia, en sinergia con las organizaciones de la sociedad. Confío en el impacto positivo de las grandes obras para dinamizar el desarrollo local, y para hacer una ciudad mejor para sus vecinos”, explicó.

A eso agregó: “que un dirigente se autoperciba incapaz de encarar las obras que harán crecer a la ciudad como lo hizo Francolini, no debe privar a la ciudad de las obras, puede en todo caso la ciudadanía prescindir de quienes no tienen la impronta necesaria para concretar las aspiraciones colectivas”.

Por último se refirió al slogan “Armando Concordia”, aclarando que no hace referencia a una ciudad “desarmada”, sino que “es solo un juego de palabras, porque no hay que tirar por la borda las cosas que se han hecho muy bien en la ciudad. Por lo contrario, hay que construir sobre lo construido, pero lógicamente que lo que propongo tiene mi impronta, mi forma de sentir y ver a Concordia”.

De allí que se propone como intendente “para aportar, para sumar y potenciar ese crecimiento y desarrollo que la ciudad viene teniendo con Enrique (Cresto) y que tuvo previamente con Gustavo (Bordet) y Juan Carlos (Cresto”.

“Lo mío es sumar a la gestión pública, la experiencia realizada en el ámbito privado”, concluyó.

Fuente: Diario Río Uruguay