COMPARTIR

Sin que aún haya habido corte de cintas ni ceremonia inaugural, quedó habilitado al tránsito el puente recién construir en calle Coldaroli, en su intersección con el Arroyo Manzores.

La obra posibilita una nueva vía de comunicación entre el sector central y el norte de la costanera concordiense, lo mismo que con el Barrio Nebel.

En efecto, Coldaroli atraviesa gran parte de la ciudad, desde la costanera norte en construcción hasta su intersección con Entre Ríos. El puente permite superar dos obstáculos que hasta hoy eran insalvables: el arroyo y también las vías del ferrocarril.

Si se la transita desde el río hacia el casco urbano, ni bien superado el flamante puente, se puede doblar a la izquierda por la Avenida Néstor Kirchner.

Coldaroli tiene además otra particularidad: en la esquina con Avenida Chajarí, tiene sus instalaciones el Club Defensores de Nebel, el mismo que acaba de designar presidente a Gustavo Bou.

Fuente: El Entre Ríos