COMPARTIR
Durante el mes de junio, inspectores del Ministerio de Trabajo, ATER y la Municipalidad de Concordia inspeccionaron el complejo termal Vertiente de la Concordia, concesionado a un privado de apellido Fernández.El relevamiento habría permitido detectar irregularidades. Por caso, la mayoría del personal trabajaba sin estar registrado, además de evidenciarse evasión fiscal tanto provincial como municipal y otras faltas.

Mediante el acta de inspección número 20646, cuyo contenido fue dado a conocer por el sitio 7Paginas, la delegación departamental de la Secretaría de Trabajo del Gobierno de Entre Ríos documentó su relevamiento a la firma AGUAS TERMALES DE CONCORDIA SA, ubicada en Avda. Monseñor Rosch S/N casi ruta 15.

La inspección abarcó una revisión de las condiciones de seguridad e higiene. De las 26 hectáreas del establecimiento, solo 6 hectáreas están en uso. Se inspeccionaron las áreas de recepción, sector de oficinas, restaurante, 164 cabañas, un hotel denominado El Pinar, 10 piletas, sector de guardavidas, baños, enfermería, sector de mucamas/lavadero y mantenimiento.

Personal no registrado

En el sector de piletas, se habría constatado la presencia de dos guardavidas uniformados. Sin embargo, al ser entrevistados, estos fueron llamados y retirados del establecimiento en una camioneta Toyota Hilux, dejando el sector de piletas sin personal.

Se relevó un total de 17 trabajadores, de los cuales solo 3 estaban debidamente inscriptos. Además, no se exhibieron afiliaciones a ART, ni declaraciones de riesgos laborales, ni documentación relacionada con la higiene y seguridad de los trabajadores. Tampoco se acreditaron capacitaciones en primeros auxilios, entrega de equipos de protección personal, ni verificaciones de ergonomía en los puestos de trabajo. Por estas irregularidades, la empresa fue intimada a cumplir con la documentación requerida.

Evasión fiscal

Una declaración de una huésped alojada en el predio reveló que el recibo de su contratación, emitido por la oficina Alojamientos, no tenía firma de la empresa FEROJE SRL. Según se le explicó, el valor del recibo incluía el uso de piletas hasta las 24 horas, evidenciando una grave evasión fiscal al no entregar tiket válidos tanto en los alojamientos como en las entradas al parque termal. Esta práctica implica una significativa evasión fiscal al municipio y la provincia.

El acta también dejó constancia del estado de las instalaciones del complejo. Las condiciones generales de seguridad e higiene eran deficientes.

Fuente: 7 Páginas