COMPARTIR

Según el informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), en febrero se observaron variaciones significativas en diversos sectores de la actividad económica argentina. En comparación con el mismo período del año anterior, ocho sectores experimentaron disminuciones, siendo la construcción y la intermediación financiera los más destacados.

El Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) de febrero de 2024 reflejó una disminución del 3,2% en comparación interanual y del 0,2% en relación con el mes anterior. Dentro de los sectores que conforman el EMAE, siete registraron aumentos en febrero en comparación con el mismo mes del año anterior.

Entre los sectores con mayores incrementos se encuentran la pesca, con un aumento del 31,6% interanual, y la explotación de minas y canteras, con un incremento del 11,7% interanual. Es importante destacar que la explotación de minas y canteras tuvo la mayor incidencia positiva en la variación interanual del EMAE, seguido por la agricultura, ganadería, caza y silvicultura, con un aumento del 5,5% interanual.

Por otro lado, ocho sectores experimentaron caídas significativas en comparación con el año anterior. Además de la construcción y la intermediación financiera, que registraron disminuciones del 19,1% y del 12,1% respectivamente, la industria manufacturera y el comercio mayorista, minorista y de reparaciones también presentaron descensos del 8,4% y del 5,5% respectivamente. Estos sectores contribuyeron con 3,1 puntos porcentuales a la caída interanual del EMAE.

Qué dicen los resultados del EMAE

«Lo que se ve es una retracción de la economía, pero en algunos sectores. Tenemos los exportadores, que siguen creciendo, por un lado. Hay una recuperación del sector agroalimentario por una mejora en la cosecha respecto del año. Y, por otro, el hidrocarburífero y el minero», señala Martín Kalos, economista y director de la consultora Epyca.

En tanto, comenta que hay otros sectores que dependen mayormente del mercado interno y se está viendo una caída en esos rubros. Pero advierte que cae la demanda interna de otros sectores que abastecen al mercado local.

Por su parte, el economista de Eco Go Sebastián Menescaldi apunta que se observa un leve freno de la caída en febrero. «Se vio una baja muy fuerte en el trimestre previo, ya que entre noviembre y febrero, la pérdida promedio fue del 1% mensual», indica.

Preocupa el dato de marzo

Sin embargo, advierte que que lo que más le preocupa es el pronóstico de marzo, «ya que se ve un agravamiento de la baja, con descensos en torno al 40%/45% de actividad en la mayoría de los sectores». También indica que se observa un bajón en las cantidades importadas.

Así, anticipa que, lo que se vio en febrero fue una leve mejoría en la tendencia bajista, que se agravará en marzo, aunque puede ser compensada, en parte, por una mejora en la cosecha.