COMPARTIR

La acción tuvo lugar durante el fin de semana, en el marco de la Ordenanza Nº 35.936, sancionada en el año 2016; que indica que se prohíbe en todo el territorio de la ciudad de Concordia, la tenencia, detonación, comercialización, transportes, almacenamiento, fabricación, venta minorista, mayorista y el uso particular de todo elemento de pirotecnia y cohetería.

En cumplimiento de esta normativa, personal de Inspección General se encargaron de la constatación de la información, así como también el decomiso de elementos de pirotecnia y la clausura del local, para dar intervención al Juzgado de Faltas.