COMPARTIR

El evento organizado por la Comisión Directiva del Club Atlético Ferrocarril y la Comisión Municipal de Boxeo, se desarrolló en el Gimnasio Juan de Dios Obregón. En el combate de fondo, Yanina «La Panterita» Lescano derrotó por puntos en fallo unánime a la chaqueña Pamela «Yarará» Benavidez.En su regreso al ring, la púgil concordiense no dejó dudas y venció a Benavidez en el combate de fondo en una pelea que tuvo 8 rounds de 2 x 1. Las tres tarjetas de los jueces marcaron un claro 80 a 72 a favor de la boxeadora local. En los otros combates hubo victorias de Pablo Basualdo ante Ismael López, de Brian Carranza sobre Nahuel Cabral y de la bonaerense Celeste González sobre Melina Peralta.

Presente en el evento, el Intendente Francisco Azcué, quién destacó: “Estamos iniciando la gestión con la Subsecretaría de Deportes, con Ivana Pérez, con esta idea de apoyar al deporte y usarlo como una herramienta de inclusión y de desarrollo humano. Particularmente soy un fanático del boxeo, he practicado el deporte así que vamos a trabajar mucho con toda la familia del boxeo y los profesores para sacar esto adelante”.

“El boxeo tiene todos esos valores que le hacen falta a nuestra sociedad, que tiene que ver con la disciplina, el esfuerzo, conocerse, cuidarse y competir. Durante mucho tiempo en este país nos hicieron creer que el mérito no era importante, que daba lo mismo. Nosotros venimos a decirles que eso no funciona así, hay que ganarse las cosas trabajando. Por supuesto que el Estado tiene un rol, y tenemos que hacer llegar esas herramientas a toda la gente para que puedan a través del esfuerzo alcanzar sus objetivos” concluyó.

“Empezamos la gestión con muchas actividades y estamos agradecidos de que las mismas se hayan llevado adelante cómo esperábamos. Nos queda por delante un gran trabajo junto a la comunidad y a todas las instituciones deportivas de la ciudad” destacó Ivana Pérez, subsecretaria de Deportes.

Por su parte, la “Panterita” Lescano dijo sentirse “muy contenta de poder terminar el año con este triunfo. Sabíamos que iba a hacer una pelea larga, que íbamos a terminar los ocho rounds porque conocíamos a la rival. Fue una rival con mucha experiencia, muy fuerte y dura. Gracias a Dios me sentí muy bien, muy bien físicamente. Como ya conté tuvimos un cambio de profesor y esta era la prueba de ver cómo nos iba, por cómo me venía sintiendo sabía que iba a ser un buen resultado”, agradeciendo a “a mi equipo, a mi papá, mi DT Ramón Lezcano, a César Rosé y a mi manoplero Jorge Rosales y en especial al profesor Mateo Orlandini que nos abrió la puerta de su gimnasio sin ningún tipo de interés y nos llevó a esto hoy. Se lo dedico primero a toda mi familia, a todos los chicos de mi equipo, mis compañeros de running, compañeros de gimnasio que vinieron a hacerme el aguante y especialmente como dice mi gorrita «la gloria es para Dios siempre».