COMPARTIR

La Municipalidad de Concordia – a través de sus diferentes áreas y en articulación con organizaciones vecinales, clubes e instituciones – organizó un amplio cronograma de festejos en barrios, parques y espacios públicos.

Con la consigna de llevar felicidad a los niños y sus familias, hubo festejos, actividades deportivas y recreativas, regalos y premios, juegos y espectáculos artísticos durante todo el fin de semana. 

“Estuvimos recorriendo los barrios y nos alegra muchísimo poder celebrar con las familias estos momentos de alegría, porque también son jornadas de charlas y mates con los vecinos, lo que promueve el diálogo constructivo y la relación directa con la comunidad”, dijo al respecto la secretaria de Desarrollo Urbano, Mireya López Bernis, mientras participaba de los festejos en La Bianca.

“En la gestión del intendente Enrique Cresto hubo un fortalecimiento integral de las políticas vinculadas a los niños y las familias, porque tanto las obras que mejoran la calidad de vida en cada barrio de la ciudad hasta los programas educativos, culturales y sociales que tenemos en marcha contribuyen a que los niños y niñas reciban contención, acompañamiento y, principalmente, oportunidades para desarrollarse plenamente”, sostuvo por su parte la directora municipal de minoridad y familia, Noelia Vargas. 

“El Mes de los Niños y Niñas no es solamente un ciclo de festivales, si no que representa también la oportunidad de celebrar con las familias todo el trabajo que llevamos adelante todos los días y los logros que alcanzamos junto a la comunidad en los últimos año”, agregó la funcionaria, junto a vecinas y madres de Villa Adela. 

En el mismo momento, en la celebración que se realizó en el ex Cañaveral de Rívoli, Ana María Cáceres y Daniela Ayala, vecinas del barrio Isthilart, valoraron la realización de estos eventos. “Venimos acá y no podemos creer que hoy estemos festejando con los vecinos en este lugar que la municipalidad recuperó, porque antes era un basural y estaba todo abandonado. Ahora hay juegos, hay una placita, hay una canchita de fútbol para los chicos y podemos hacer estos festivales como hace muchísimos años no teníamos acá en el barrio”, destacaron. 

El cierre oficial de los festivales del fin de semana tuvo lugar en la Costanera de Concordia, donde miles de niños y niñas disfrutaron plenamente de un domingo de sol, juegos, regalos y momentos de felicidad compartida.

El Mes de Todos los Niños es una iniciativa que Cresto impulsó desde antes de llegar a la intendencia, dándole forma luego a esta propuesta a través de un calendario amplio, abierto y participativo de eventos populares, con una fuerte presencia en los barrios y la presencia activa de la comunidad en cada uno de los festejos.