COMPARTIR

El intendente de Concordia, Francisco Azcué, convocó a una sesión extraordinaria del Concejo Deliberante, con el propósito de que sean abordadas varias iniciativas. Entre ellas, un proyecto de ordenanza que aspira a unificar toda la normativa vinculada al Parque San Carlos, a la par que introduce algunos cambios.“El proyecto apunta a unificar en un único cuerpo normativo todas las disposiciones existentes hasta hoy respecto del Parque San Carlos. Tiene en cuenta la cuestión ambiental como elemento vertebrador. Para ello, se escuchó a especialistas en la materia que han dado su opinión”, contó Felipe Sastre.

Además de lo ambiental, se busca “armonizar el uso y goce del predio por parte de los concordienses, permitiendo la reapertura parcial (ingreso de vehículos), con dos accesos, uno hasta el Castillo y otro hasta el Hostal, pero sin circulación hacia otros sectores del parque. Se propone habilitar el acceso por avenida Chajarí hasta el Hostal, donde se podrán estacionar, y por Arruabarrena hasta el Palacio, estacionando en el actual Jardín Botánico”, explicó Sastre.

“La idea es que la gente pueda acceder a estos lugares emblemáticos, debido a que se complica para muchos hacerlo de manera exclusivamente peatonal. Los dos lugares elegidos son fundamentales para esta nueva visión: el Casillo con todos sus atractivos, para acercar a la gente a la historia, y, por otro lado, el Hostal, que se ha tomado la decisión –el Jefe de Gabinete, el arquitecto Eduardo Caminal, trabajó intensamente en esto- de refuncionalizarlo, para que se pueda licitar y se pueda llevar a cabo allí actividad gastronómica, en armonía con la naturaleza, como un espacio que también reciba muestras artísticas, pero con la invitación al turista y al concordiense a que pueda comer algo, tomar algo, con vista al río”, agregó Sastre.

En la articulación del proyecto trabajó la Subsecretaría de Turismo, bajo la premisa de que San Carlos es “uno de los principales sino el principal atractivo de la planta urbana de la ciudad, y a escasos kilómetros del centro. Todo lo nuevo que se proyecta es absolutamente armónico con el entorno natural, tras haber receptado los aportes de los especialistas”, enfatizó Sastre.

El proyecto cuenta con 69 artículos y un capítulo especial en el que se ocupa de la denominación de las calles internas del Parque San Carlos, apelando a destacados “deportista de Concordia (nativos o por opción)”, salvo la que comienza en calle Belgrano, desde la entrada al parque y finaliza en la Avenida de circunvalación, a la que se le asigna el nombre de “Avenida Edouard Demachy”.

En la lista de deportistas tenidos en cuenta figuran Luis César Castelli, Alcides Gómez Díaz, Miguel Feliciano Juliá, Luis Arrieta, Carlos Alberto Cardozo, Agustín Franzoy, Rubén Alberto Acosta, Elbio Armanazqui, Juan Alabedra, Bernardo T. Rovira, Ramón Eduardo Hagen, Luis Ciphas Davies, Luis Julio Aguerreberry, Raúl Emilio Rossi, Ángel Russo, Juan José Pierrestegui, Sara Costa, Juan Manuel Speroni, Mario César Blanco, Néstor Gabriel Bargas, Juan Carlos Caminal y José Luis Puga.

Máxima 20 km/h

La nueva norma que será debatida en la sesión extraordinaria del HCD la semana próxima introduce la novedad de que se podrá volver a ingresar al Parque San Carlos en auto, aunque de manera limitada. “Establécese que dentro del “Parque San Carlos”, la circulación de todo vehículo tendrá un límite de velocidad máxima de 20 kilómetros por hora”, indica el artículo 45.

Más adelante, el proyecto plantea dos accesos para vehículos automotores: “i) Ingreso por Avenida Belgrano y calle Arruabarrena, por Avenida Luis Arrieta hasta Avenida Ramón Eduardo Hagen o hasta Avenida Miguel Feliciano Juliá; y, ii) Ingreso por Avenida Chajarí y Avenida Luis César Castelli por Avenida Alcides Gómez Díaz hasta el estacionamiento del Hostal del Río”.

Las actividades permitidas y prohibidas

Otra variante importante se visualiza en el capítulo cuarto donde se detallan las “actividades permitidas y prohibidas”.

En el artículo 51 dice que se “podrán realizar en el predio del Parque San Carlos actividades deportivas relacionadas al atletismo y el ciclismo, que incentiven y promuevan la actividad física y habitual para el desarrollo de esas actividades. Las competencias deportivas organizadas que solicitaren autorización para su realización en el circuito principal del Parque deberán circunscribirse a los lugares habilitados para tal fin, por la reglamentación de la presente preservando el área de reserva protegida”.

Y en el siguiente artículo abre la puerta a los espectáculos artísticos y culturales, aunque con condiciones: “Los espectáculos públicos artísticos o culturales que resulten de interés público general, deberán contar para su realización con la respectiva autorización del Departamento Ejecutivo Municipal, y podrán desarrollarse únicamente en las áreas destinadas y autorizadas para tales fines. Se deberán tener las siguientes precauciones para proteger el entorno y garantizar la seguridad de todos los involucrados: 1) Impacto ambiental: La planificación del evento minimizará cualquier impacto negativo en el entorno natural, evitando aquellas áreas sensibles o de interés particular de conservación, y se establecerán medidas para recoger y desechar adecuadamente los residuos generados inmediatamente finalizado el evento. 2) Respeto a la vida silvestre: El evento deberá mantener una distancia segura de la vida silvestre y evitar perturbar su hábitat. No se podrán utilizar luces brillantes sin contención, ni generar ruidos fuertes que puedan causar estrés a los animales. 3) Seguridad del público: Se deberá asegurar contar con las medidas de seguridad adecuadas para los asistentes, como señalización clara, personal capacitado en primeros auxilios, ingreso de vehículos de seguridad y salidas de emergencia. 4) Comunicación: Se informará explícitamente a los asistentes sobre la importancia de respetar el entorno natural, recoger su basura y seguir las indicaciones del personal del evento para garantizar una experiencia segura y responsable. 5) Revisión posterior: Después del evento, los organizadores realizarán una revisión exhaustiva del área para asegurase de no dejar ningún residuo o daño ambiental. Cualquier efecto no deseado se deberá informar inmediatamente a las autoridades correspondientes con el fin de mantener el ambiente conservado”.

Licitar

Casi al final de proyecto, en el artículo 62, el Ejecutivo Municipal transparenta que considera pertinente concesionar a privados áreas del parque, sin explicitar cuáles serían. El texto dice: “El Departamento Ejecutivo Municipal podrá llamar a licitación pública a fin de concesionar las áreas que por sí mismas o través de acciones que propendan a su desarrollo incrementen el atractivo turístico del “Parque San Carlos”, siempre que resulten ser de interés público general. Estas concesiones serán permitidas en tanto y en cuanto cumplan con las normas establecidas en la reglamentación de la presente Ordenanza y no modifiquen la armonía del conjunto, o resulten discordantes con las características del paisaje”.

Fuente: El Entre Ríos