COMPARTIR
La deuda que tiene el gobierno nacional con la la Comisión Administradora de Fondos Excedentes de Salto Grande (CAFESG) se remonta a julio de 2023.

$2.100 millones

Pablo Canali, vocal del directorio de CAFESG, brindó declaraciones al programa Tarea Fina: “Son 2100 millones de pesos que surgen de lo que conocemos como excedentes, la diferencia entre lo que pagan a CTM y el gasto que tiene la empresa para generar la energía eléctrica”, precisó.

El origen de la deuda no es exclusivamente libertario. Se remonta a julio de 2023, cuando todavía gobernaba la Argentina un gobierno peronista. La administración de Alberto Fernández fue la que cortó los pagos.

Según planteó Canali, además del debate por el costo de la energía eléctrica y su tarifa, en la provincia se debería dar el debate sobre “la seriedad” que reviste esta deuda. “Hay que discutir el precio de la tarifa, ese es el gran debate, y también la seriedad a la hora de tomar a CAFESG y el gobierno de Entre Ríos con el tema del excedente”, dijo.

“Antes los pagos eran trimestrales, ahora mensuales (tras una modificación que logró el senador Edgardo Kueider) se liquidan, pero no se pagan, y todo esto genera atraso en el desarrollo de la región”, señaló.

Los recursos que Nación le debe a Entre Ríos son “legítimos”, apuntó, “por eso deben tomarse con seriedad a la hora de entender que hay que transferirlos en tiempo y forma”.

La estrategia de que Frigerio encabece el reclamo

Canali sostuvo que los reclamos sobre la deuda recaen sobre las espaldas del gobierno provincial. “La discusión se la delegamos al gobernador, porque hay otros fondos que se le adeudan, es una estrategia única de reclamo de fondos y por eso lo da Frigerio”, aseguró.

CAFESG puede reclamar legalmente pero el directorio cree más inteligente que las negociaciones destraben “toda la deuda que tiene Nación con provincia”. Claro, a los 2100 millones que le debe a CAFESG, se suman la coparticipación y otros fondos no discrecionales.

“Lo que hay es falta de institucionalidad, lo que debería ser lógica y automática se maneja a discreción. Esas cosas deben cambiar en este país, lo que es de las provincias, es de las provincias por ley”, se quejó.

CAFESG financia obras y programas en la región de Salto Grande y el gasto de funcionamiento, básicamente de personal, está financiado por la administración central. Para Canali, este es también otro debate que hay que dar. “CAFESG perdió autonomía de manejo de los fondos porque fue cayendo la recaudación y no se podía bancar la mega estructura generada en años anteriores”, señaló.

El funcionario, dos veces intendente de San José, contó que el organismo funciona ahora “con un fondo que hay en las cuentas, de manera rigurosa y austera”. Y aseguró que está garantizado el pago de las obras que ya están en marcha. “La austeridad está en los nuevos gastos”, aseguró.

Sobre las obras en marcha, dijo que hay tres que estaban “neutralizadas” – o sea, paralizadas- y que ya se están reactivando porque hubo acuerdo con las empresas que reclamaban deuda. Eso sí, anticipó que no se empezarán nuevas obras “porque no sabemos cuándo llegarán los fondos”.

Fuente: Tarea Fina – Página Política