COMPARTIR

En el estadio 25 de Agosto, Santa María de Oro venció 4 a 1 a Unión de Crespo en el juego revancha de la serie final y se quedó con la Copa Entre Ríos de fútbol femenino por primera vez en su historia.

En el encuentro de ida, disputado hace dos semanas en la Capital del Citrus, las albiazules se habían impuesto por un categórico 5 a 0. Por lo tanto, las Santas cerraron un inobjetable global de 9 a 1.

En un juego donde las locales salieron decididas a descontar rápidamente, encontraron la apertura del marcador cuando se jugaban 27 minutos a través de Diana Díaz. Sin embargo, una docena de minutos más tarde, Florencia Mesitrano igualó las acciones poniendo el 1 a 1 con el que se fueron al descanso.

En el complemento, las concordienses hicieron pie y se aprovecharon de los espacios generados por las locales. A los 27, Fátima Areguatí sentenció las ilusiones crespenses. Más tarde, María Escobar y Guadalupe Ortoswki sellaron el marcador, dándole el merecido título a las albiazules.

De esta manera, las dirigidas por Oscar Rodríguez rompieron con el “maleficio” e hicieron honor al refrán que reza “la tercera es la vencida”, ya que lograron quedarse con el título provincial tras haber disputado dos finales con anterioridad.