COMPARTIR

Ocurrió este martes por la noche, alrededor de las 21 en inmediaciones del camping “La Tortuga Alegre”, aguas debajo de la represa hidroeléctrica de Salto Grande. Intervino personal de dos fuerzas de seguridad, más autoridades provinciales y de la Justicia local.
Concretamente, alrededor de 100 kilos de boga fue secuestrada por las autoridades presentes. Pero, además, hubo momentos de tensión cuando un vehículo vinculado a los pescadores furtivos emprendió la fuga al percatarse de la presencia de efectivos de Prefectura. Finalmente, fueron alcanzados e identificados.

Infraganti fueron encontrados estos pescadores a los que se les secuestró el material utilizado, se los identificó y se los dejó en libertad. En el procedimiento intervino el personal de Prefectura Salto Grande, los efectivos de la Comisaría Quinta de la Policía de Entre Ríos en Concordia, e inspectores de la Dirección Agroalimentaria, todos con conocimiento de la Justicia ordinaria.

Así ponen en riesgo sus vidas a cambio de obtener mejores piezas en la pesca; a la vez que cometen una contravención al ingresar en una zona prohibida para esa actividad.

Fuente: El Entre Ríos.