COMPARTIR

Este lunes por la mañana, Andrés Besel, secretario general de AMET (Asociación del Magisterio de Educación Técnica), sostuvo que mañana el gremio va a adoptar un plan de acción directa debido a la decisión del gobierno ilegal e ilegítima de cortar el envío de los fondos para financiar los insumos, la infraestructura y hasta la carrera docente en las escuelas técnicas de todo el país.En tanto, Juan Roude, uno de los 25 alumnos del Profesorado de Educación Secundaria de la Modalidad Técnico Profesional, indicó que este año en marzo tendrían que haber iniciado el tercer año. «Todavía no empezó el tercer año que sería nuestro último año», dijo Roude. «Los comentarios que hay es que no hay fondos. Nos están dejando a la mitad», añadió.

“Nosotros tenemos una ley específica, la N° 26.058 de Educación Técnico Profesional, que son fondos que vienen de Nación y de Provincia que nuestro Presidente, de manera ilegal e ilegítima, lo cortó”, indicó Besel en diálogo con el periodista Guillermo Coduri, de Diario Junio.

En efecto, la ley nacional mencionada sancionada en el Congreso en 2005, establece en sus articulo 51° que “es responsabilidad indelegable del Estado asegurar el acceso a todos los ciudadanos a una educación técnico profesional de calidad. La inversión en la educación técnico profesional se atenderá con los recursos que determinen los presupuestos Nacional, Provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, según corresponda”.

Y en el artículo 52° crea “el Fondo Nacional para la Educación Técnico Profesional que será financiado con un monto anual que no podrá ser inferior al 0,2% del total de los Ingresos Corrientes previstos en el Presupuesto Anual Consolidado para el Sector Público Nacional, que se computarán en forma adicional a los recursos que el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología tiene asignados a otros programas de inversión en escuelas. Este Fondo podrá incorporar aportes de personas físicas y jurídicas, así como de otras fuentes de financiamiento de origen nacional o internacional”.

Para tener una noción del dinero que se dejó de enviar, Besel sostuvo que el año pasado se habían enviado $ 3.000 millones, incluyendo fondos para hacer escuelas nuevas que ahora están paradas, y este año solo se efectivizaron $ 25 millones. “Imaginate el hueco, el desfinanciamiento en las escuelas”, remarcó.

Besel recordó que el 4 de marzo pasado realizaron un paro nacional reclamando por la falta de envío de los fondos. En ese sentido, sostuvo que más de 600 chicos habían abandonado la escuela y se había hecho un programa piloto en Entre Ríos para reincorporarlos. “Tampoco se está pagando a los compañeros y compañeras que están trabajando ahí”, indicó.

De la misma forma, los insumos para las escuelas técnicas y agrotécnicas no están llegando. “Toda esa modalidad técnico profesional se financia con los fondos creados por esta ley”, indicó. “Estamos en una situación muy preocupante. Los chicos que cursan el Profesorado son unos más de las víctimas juntos con los alumnos de las escuelas de esta decisión arbitraria del Presidente actual”, dijo el gremialista de Amet.

Además de los insumos para los talleres, no llegan los elementos de seguridad para dar clases. Por ejemplo, las máscaras para realizar soldaduras, las antiparras para las piedras de esmeril y los elementos de seguridad eléctricos para minimizar riesgos en la manipulación de herramientas que funcionan con electricidad. Besel remarcó que, en el entorno educativo de las escuelas técnicas, es mayor el riesgo de accidentes que en establecimientos escolares con otras modalidades.

A todo ello, indicó que se habían enviado aulas móviles que se envían a todos los rincones de la provincia que están parados porque no se contacta a la gente. “Eso se va degradando y hay que hacerle mantenimiento. Es una pérdida del patrimonio de la comunidad que fue invertido que quedó abandonado”, acotó. Incluso, una lancha con el mismo fin, que navega en la zona del Delta.

Desde Amet señalan que las aulas móviles están paradas deteriorándose debido a la falta de fondos del gobierno nacional.

Besel sostuvo que esta semana bregarán para que el CGE (Consejo General de Educación) haga los esfuerzos necesarios para que se envíen los fondos. “Estamos muy preocupados y seguramente desde mañana haremos una campaña de denuncia al gobierno nacional y esperemos que el gobernador, quien dijo que sino alcanzaban los trámites administrativos, iba a ir a la Justicia, cumpla”, sostuvo Besel. “La ley está plenamente vigente así que entendemos que fue una decisión arbitraria la que tomó el Presidente”, dijo además. Besel remarcó que esperan que los gobernadores y los legisladores de las demás provincias afectadas realicen el mismo pedido para que se destraben los fondos.

Profesorado sin clases

Roude explicó que los fondos para que funcione el Profesorado provienen de la Nación. “Nación le gira a la Provincia y la Provincia es la que distribuye, la que hace la apertura y paga a los profesores, a los coordinadores”, dijo.

“Esto pasa en todas las sedes de Entre Ríos. Son cuatro sedes. Está la de Paraná, Gualeguaychú, Concordia y Rosario del Tala”, añadió.
La carrera está orientada a los egresados de escuelas técnicas que no realizaron un Profesorado como el de Tecnología para que puedan dar clases en las materias que el titulo secundario los avala. Por ejemplo, los egresados de la Técnica pueden dar clases como Maestros de Taller. Otro ejemplo, los recibidos de la Agrotécnica en las materias específicas de esa institución, etc. En Concordia, las clases se dictan en la escuela Técnica N° 1 viernes a la noche, de 17 a 22, y sábados, desde las 8 a 17.

En tal sentido, Roude dijo que las promociones son por corte único. Esto quiere decir que ahora no hay primer ni segundo año. Solo tercero. Cuando se reciban volverán a abrir primer año.

Roude sostuvo que, a pesar de las gestiones que el Instituto Superior Técnico y Amet están haciendo en Paraná, hasta el momento no hay solución. “Hasta que Nación no gire los fondos no hay solución. Podríamos perder el año, o perder la mitad del año y terminar a mitad del año que viene. Es preocupante. No sabemos que va a pasar y tampoco nos dicen lo cerramos. Simplemente no hay novedades”, indicó. A eso se añade al perjuicio laboral ya que, al no recibirse, tampoco pueden concursar a principios de 2025 (la mayoría de los concursos son a principio de año) con una credencial.

Fuente: Diario Junio – Guillermo Coduri