COMPARTIR
Minutos de tensión se vivieron durante la jornada del lunes, en un balneario habilitado de la ciudad de Concordia. Gracias al accionar de un guardavida no hubo que lamentar males mayores.
La secuencia tuvo lugar en playa Los Sauces; más precisamente en la zona del Espigón 1.
Allí, se realizó el rescate de Antonio, de 69 años.
Según se detalló, el señor quiso llegar hasta el límite del boyado en un día con mucho viento y oleaje. Fue entonces cuando perdió pie y sentido de la orientación.
El accionar del guardavidas Pablo Romano, que estaba cerca de la víctima, pudo evitar que esto pasara a mayores y procedió al rescate.
Afortunadamente, todo salió bien: Antonio se encontraba en perfectas condiciones y se retiró por sus propios medios.